arroyomolinosportada1.jpg
Martes 01 de Septiembre de 2015 08:09

El Ayuntamiento anuncia el fin de la Tasa de Basuras a partir de 2016

El Ayuntamiento anuncia el fin de la Tasa de Basuras a partir de 2016

A partir de 2016 la Tasa de Basuras (de 90 euros lineales) que se ha venido pagando de manera injustificada e injusta por todos los vecinos en los últimos años, desaparecerá del calendario de tributos municipales. Así lo ha anunciando el concejal de Hacienda, D. José Vicente Gil, tras un acuerdo del equipo de gobierno de cara a los presupuestos que se van a confeccionar en los próximos meses.

Este impuesto supone para las arcas municipales dejar de ingresar 1.180.000 euros. Para no reducir los niveles de servicios que ofrece el Ayuntamiento, e incluso con la intención de aumentarlos en un futuro, se ha puesto en marcha un ambicioso plan para acomodar los gastos a esos ingresos que van a dejar de percibirse.

Por ejemplo, entre las muchas partidas que están en revisión, se reducirá el gasto de mantenimiento de las fuentes del municipio que costaba a todos los vecinos anualmente 180.000 euros (14.000 al mes y sin contrato), por lo que este servicio se va a remunicipalizar contratando a nuevo personal especializado. Esto va a permitir dejar ese gasto en la mitad, es decir unos 90.000 euros.

El decreto que eliminará esta Tasa de Basuras llegará para el mes de febrero de 2016, momento en el que entra en vigor el nuevo año fiscal.

¿Por qué no deja de pagarse la Tasa de Basuras en 2015?

La eliminación de la Tasa de Basuras es la primera de muchas decisiones que ya puede tomar la nueva corporación de cara a los presupuestos del año 2016 pero, por desgracia, es imposible hacer lo mismo con los recibos que ya están girados y dispuestos para su pago en este año 2015.

El presupuesto elaborado por el anterior equipo de gobierno contemplaba el pago de esa Tasa de Basuras en 2015 y es por eso que, por ley, unos ingresos presupuestados y aprobados por el pleno del Ayuntamiento son completamente inamovibles y no pueden modificarse tanto para reducirlos como para ampliarlos.